En los últimos tres años en Sonora se dictaron 542 sentencias contra menores de edad, según información solicitada a través de Transparencia a la Fiscalía General de Justicia del Estado.

A nivel estatal el delito más común cometido el año pasado fue narcomenudeo con 71 casos, seguido de robo con 62, y empatados con quince quedaron los delitos de portación de armas y lesiones.

Según los datos del Poder Judicial del Estado de Sonora, las edades más comunes de los menores que delinquen son los 17 y 16 años, en ese orden, aunque se tiene al menos un caso de un adolescente de 12 años.

Un adolescente de 16 años que vive en Agua Prieta y quien se mantendrá en anonimato, comenzó a robar desde que tenía 9 años para apoyar a su familia y nunca fue atrapado, dijo con timidez.

“La verdad sí (se asustó la primera vez que robó), pero también pensé mucho en mis hermanos y en mi mamá, pero ni modo, tuve que hacer a un lado el miedo”, narró.

Bicicletas, tambos de gas, lo que encontró fuera de su sitio lo hurtó para llevar comida a su casa, detalló, porque su madre con su empleo de lavar ropa en casa no siempre podía darles a sus hermanos lo que necesitaban.

“Todo lo hice por necesidad, ¿si sabe cómo?, tengo cinco hermanitos y pues yo soy el más grande y pues así, pues no teniendo nada y queriendo mis hermanos unas ‘de estas’ y pues así desde los 9 años”, mencionó.

“No me daban trabajo a mí, por eso andaba haciendo eso, porque yo iba (a pedir trabajo) y me cansé de que me estuvieran rechazando, Pero desde hace un año el joven dejó de delinquir porque finalmente encontró una persona que le dio la oportunidad de trabajar y esto lo hace sentir orgulloso y agradecido, expresó.

 

 

 

Fuente: elimparcial.

COMPARTE