Hermosillo, Sonora; 7 de agosto del 2022.- A ocho años de la contaminación de las aguas del río Sonora que afectó a miles de personas de los municipios aledaños, hemos trabajado en estrecha coordinación con el Gobierno de México, a favor de las y los sonorenses afectados, informó el gobernador Alfonso Durazo Montaño.

El mandatario estatal, destacó que el gobierno estatal y federal trabajan en un programa de plantas purificadoras de agua para atender a las comunidades afectadas, y reafirmó el carácter prioritario de las obras como parte de los compromisos para responder a las demandas de las poblaciones.

“A ocho años del derrame y contaminación del río Sonora aprovecho para reiterar mi compromiso sin regateos con la población de estas comunidades. La administración que encabezo asume el reto de trabajar incansablemente para generar condiciones que permitan equilibrar la actividad minera con la responsabilidad social y ambiental de quienes la llevan a cabo”, aseguró.

El gobernador Durazo Montaño, destacó que, entre las acciones que se realizan para atender la problemática por el derrame en la mina Buenavista del Cobre, el 6 de agosto de 2014, se encuentran la rehabilitación de las plantas en Bacanuchi, Banámichi, Mazocahui, San Felipe de Jesús, Ures y Huépac, así como cuatro nuevas plantas adicionales en Aconchi, Arizpe, Baviácora y Huépac.

El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), del Gobierno México, se comprometió a completar la rehabilitación de las primeras seis plantas para finales de este año; y los trabajos en la planta de San Rafael de Ures iniciarán en octubre; el resto dará inicio en diciembre. Estos proyectos se encuentran en proceso de licitación y ya se tienen licitantes por parte de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Por otra parte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) entregó al Gobierno de Sonora 19 millones de pesos y se tienen autorizados un millón de pesos para proyectos ejecutivos.

Así mismo, se tienen contempladas acciones de rehabilitación, modernización, tecnificación y equipamiento para la atención de las unidades de riego, fundamentales en la vida productiva de la economía agropecuaria de la región; estas labores se realizarán en Huépac, Ures, San Felipe de Jesús, Bacoachi, Baviácora, Aconchi, así como en los municipios de Bacerac, Huachineras y Cumpas, por un total de 23 millones 600 mil pesos.

También se rehabilitará y ampliará el Hospital Regional de Ures, donde se brindará atención médica especializada a los casos de afectaciones derivadas del derrame. Se ejecutarán 85 millones de pesos entre septiembre de 2022 y 2023, resultado del convenio entre el Gobierno de Sonora con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y la Secretaría de Salud.

El gobernador Alfonso Durazo exhortó también a las empresas mineras a actuar con responsabilidad en sus operaciones, a cualquier escala, respetando los lineamientos nacionales e internacionales de sostenibilidad social y ambiental.

“Tengo la plena convicción de que las acciones de mi gobierno, a favor del bienestar colectivo, darán una respuesta integral a las comunidades afectadas. Nuestro compromiso es total para construir las soluciones que respondan a sus demandas de justicia y reparación del daño”, finalizó.

Fuente: Proyecto Puente.

COMPARTE