ACABAN EN LA CALLE A FALTA DE UN LUGAR PARA SER ATENDIDOS

Deambulando por las calles y abandonadas a su suerte se encuentran algunas personas que padecen de sus facultades mentales y que por falta de un centro de atención terminan como indigentes.

Pedro Díaz Félix, director de Salud Municipal de Navojoa, lamentó que en la ciudad no exista un padrón de personas con problemas mentales en condición de calle.

“Es algo que debemos hacer en coordinación con DIF y Seguridad Pública, pero además tener un protocolo de atención porque no hay a donde llevarlos”, agregó.

El centro más cercano, dijo, reencuentra en la ciudad de Hermosillo, el cual tiene lista de espera por la alta demanda de pacientes.

“Es necesario tener un centro regional donde se atienda a personas con algún tipo de problema mental”, enfatizó.

Uno de ellos es Ramón,mejor conocido como “El Pura Vida”, quien pasó de ser comerciante a hurgar en la basura y pedir dinero en las calles para sobrevivir.

El hombre, de 62 años de edad, tenía un puesto fijo y otro semifijo en el Mercado Municipal de esta ciudad, donde vendía zapatos y relojes junto a su familia, pero asegura que un medicamento mal recetado lo hizo perder la lucidez.

“Fui con el urólogo porque tenía problemas pero él me dijo que mi problema era en el cerebro y me mandó con el siquiatra”, recordó, “acepté ir porque de niño me atropelló un carro y me golpeé la cabeza, pero cuando me dieron la medicina empecé a ver las calles onduladas, se llama distorsión visual”.

Expresó que la mayor parte del día la pasa a las afueras de la iglesia, donde busca el amor de Dios y las personas lo ayudan con unas monedas; lo que les agradece y les dice: “Pura vida”, por lo que se ganó ese apodo.

“Ellos no son dueños de sus actos y deberían estar bajo un tratamiento y medicados porque algunos podrían ser agresivos”, agregó Dulce Félix, sicóloga con 10 años de experiencia.

Si existiera un centro de atención, dijo, las personas con algún tipo de problema mental y que se encuentran en condición de calle podrían integrarse de nuevo a la sociedad.

“Talvez no al 100% pero si recuperarían un poco la realidad, integrarse laboralmente en oficios acordes a su nivel de conocimiento”, añadió.

 

 

 

 

Fuente: elimparcial.

COMPARTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here