HERMOSILLO, SON.- El diputado Jacobo Mendoza Ruiz presentó ante el pleno del Congreso del Estado una iniciativa a favor de la adopción Post-Mórtem, un mecanismo que garantiza el derecho de adopción aún cuando los padres adoptivos hayan fallecido en el proceso.

Explicó que se propone reformar diversas disposiciones al Código de Familia para el Estado de Sonora a fin de que no sea interrumpido el proceso de adopción de un niño, niña o adolescente, aÚn cuando los padres adoptantes fallezcan.

El legislador detalló que el cónyuge que sobrevive puede continuar con el procedimiento de adopción, o bien, si ambos fallecen, podrá continuar el juicio el abuelo o abuela cuando así sea su voluntad, siempre y cuando entre ellos se hayan creado lazos afectivos de carácter filial.

Explicó que la propuesta también protege a todos aquellos menores que se encuentran sujetos a un juicio de adopción y que durante el procedimiento cumplen su mayoría de edad. En esta situación el proceso deberá continuar y la sentencia deberá surtir efectos como si se tratara de un menor de edad.

“Tenemos el compromiso de proteger y salvaguardar los derechos fundamentales de todas y todos los habitantes de nuestra entidad, sobre todo de los más vulnerables, como es el caso de niñas y niños que se quedan en la incertidumbre material y jurídica por los vacíos de la ley”, apuntó.

Fuente: Expreso.

COMPARTE