Adrián de la Garza, candidato del PRI a la gubernatura de Nuevo León, aseveró que no está cometiendo fraude electoral alguno

 

Adrián de la Garza, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la gubernatura de Nuevo León, aseveró que no está cometiendo fraude electoral y exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador que deje de intervenir en su contra.

El abanderado de la coalición PRI-PRD acusó que es víctima de una persecución política, y acusó al mandatario mexicano de querer impulsar a Samuel García, candidato de Movimiento Ciudadano.

“Me voy a sumar al proceso legal que se tenga que hacer y en todo caso decirle al presidente que no estoy cometiendo un fraude electoral y que deje que las instancias legales se encarguen de esta situación, que no haya una intervención del Ejecutivo”, dijo.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó este lunes que investiga por presuntos delitos electorales a dos candidatos a la gubernatura del estado de Nuevo León: Adrián de la Garza y Samuel García.

En el caso de Adrián de la Garza, fue “por solicitar el voto femenino a su favor, a cambio de la entrega de una denominada ‘tarjeta rosa’, que permite obtener dinero” (mil 500 pesos), una vez que dicho candidato gane las elecciones para gobernador de la citada entidad, “lo cual significa la compra y coacción del voto”.

El candidato priista a la gubernatura de Nuevo León hizo énfasis en que el delito electoral por el cual se le acusa es “una aberración jurídica”, por lo que se busca confundir a la ciudadanía de cara al próximo 6 de junio.

 

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE