El IMSS se niega a renovar la subrogación del servicio con 45 estancias infantiles, señala Luis Fernando Islas López

A partir del 1 de enero podrían quedarse sin servicio de guardería más de 6 mil niños en Sonora y un total de 5 mil 600 padres y madres derechohabientes del IMSS, quienes tienen a sus hijos inscritos en este servicio.

Luis Fernando Islas López, miembro de la Asociación Estatal de Guarderías, explicó que esto se debe a que el Instituto Mexicano del Seguro Social se negó a renovar la subrogación de servicio con 45 estancias infantiles.

“Estamos en un año donde se vencen 45 contratos en el Estado de subrogación de servicio de guarderías y este año se lanzó una convocatoria de licitación por parte del Seguro Social, cuando históricamente siempre habían sido a través de adjudicaciones directas.

En una primera ronda todas nuestras propuestas fueron rechazadas; nos dicen que no pueden renovar porque nuestras instalaciones ya no cumplen, cuando todos tenemos nuestros planos sellados, autorizados y verificados por el Departamento de Guarderías del Seguro Social”, señaló.
CALIFICA DE OCURRENTE
Otra razón para negar la subrogación de servicio, contó, fue que el personal no está capacitado, pues a partir de enero no podrán laborar en guarderías personas que no cuenten con un título universitario.

Islas López describió esto último como algo ocurrente, ya que todo el personal, aun cuando es técnico, ha sido acreditado, capacitado y certificado por el IMSS en múltiples ocasiones, prueba de ello es que han trabajado, en algunos casos, por más de 20 años en estas estancias.

Nos señalaron que nuestro personal ya no cumple con el perfil solicitado por ser personal técnico, ahora quieren licenciadas en Educación con título universitario, lo cual no está mal, y claro que las tenemos, pero hay personal técnico que tiene hasta 20 años en las guarderías, con cursos y capacitaciones que el propio IMSS determinó que deben de llevar y acreeditar”, destacó.
Luis Fernando Islas fue claro que sin el respaldo del IMSS todas estas estancias no podrán operar, pues sería imposible seguir ofreciendo un cuidado de calidad a los menores, sin el recurso necesario para ello.

De realizarse el cierre, expresó, el Estado quedaría con sólo el 32% de sus guarderías abiertas, las cuales tendrían que empezar a trabajar con un menor presupuesto, ya que la institución también recortó el recurso ofrecido por niño a las estancias.

De 72 guarderías que hay en Sonora 45 van a cerrar, se quedaría el Estado con menos del 40% de sus estancias abiertas, y porque las que restan el convenio se les vence en diciembre del 2022 o del 2023”, expuso.
“El problema no es sólo eso, sino que redujeron un 10% el pago por niño adscrito, de 5 mil 563 pesos al mes ahora hay que restarle 556 pesos, más el incremento del 22% al salario mínimo que entrará el próximo año, hablamos de que tendremos un 35% menos de presupuesto para operar, sin contar los impuestos de sobrenómina, impuestos federales y las cuotas obrero patronales”, agregó.

Fuente: El Imparcial.

COMPARTE