Personal que labora como guardia de seguridad privada en el Hospital General Regional 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social denunció agresiones físicas por parte de los derechohabientes, quienes se niegan a acatar las medidas de prevención sanitaria.

Antonio Paredes manifestó haber sido golpeado luego de restringir a otra persona el acceso al hospital, pues según las disposiciones del IMSS, durante la contingencia sólo puede ingresar un individuo durante las horas de visita.

Lo que más molesta, mencionó, es que los elementos de la Guardia Nacional que fueron designados para apoyar en la seguridad de los hospitales no hicieron nada.

“La Guardia Nacional sólo está parada en la entrada y el día que me golpearon ni siquiera intervino y la persona terminó por ingresar al hospital por la fuerza”, dijo.

Derivado de ello, pide a los derechohabientes sean conscientes de la situación por la que atraviesa la población y acaten las medidas de seguridad que les indique el personal.

COMPARTE