ALEMANIA CIERRA GASTRONOMÍA, CULTURA Y OCIO, PERO DEJA COMERCIOS Y ESCUELAS

Las restricciones entrarán en vigor el 2 de noviembre con el objetivo de “evitar una emergencia sanitaria nacional” ante el avance de la pandemia

 

La canciller alemana, Angela Merkel, y los poderes regionales acordaron hoy el cierre en noviembre de bares y restaurantes, así como el ocio, la oferta cultural y el deporte aficionado en espacios cerrados.

Sin embargo, en Alemania se mantendrán abiertos, mientras sea posible, la actividad escolar y el comercio.

Asimismo, se deberán limitar al mínimo los contactos sociales y las reuniones entre personas que no conviven, anunció la jefa del gobierno, que dijo que las restricciones entrarán en vigor el próximo 2 de noviembre con el objetivo de “evitar una emergencia sanitaria nacional”, ante el avance de la pandemia.

El acuerdo prevé compensar a las empresas afectadas por las pérdidas que se deriven del cierre, estimando ese volumen respecto a lo facturado el año anterior, para lo que se prevé una partida especial de 10 mil millones de euros.

Las nuevas medidas se prolongarán cuatro semanas para posibilitar la reapertura y los encuentros familiares en las navidades.

Por lo pronto, las restricciones a las reuniones en lugares públicos significa que no podrán encontrarse más que diez personas, si no se trata de gente que convive en uno o dos hogares.

Con información de EFE

COMPARTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here