El uso de celulares y computadoras incrementó considerablemente, así como las estafas, robo de datos y de identidad.

Cualquier dispositivo conectado a Internet sufre el riesgo de ser hackeado, incluyendo a funcionarios de primer nivel, siendo las redes sociales la principal fuente de engaños.

Con la pandemia el uso de celulares, computadoras y de conectividad a la red global incrementó considerablemente, así como las estafas, el robo de datos y de identidad por estos medios.

En los últimos meses se han recibido reportes de este tipo de delitos, donde se utilizan temas como la vacuna del Covid-19 o incluso códigos de recuperación de cuentas para engañar a los usuarios y hackear sus dispositivos digitales desde otros.

Recientemente el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, fue víctima de un hackeo en su celular, el cual inició en WhastApp y que provocó que el Gobierno del Estado emitiera un comunicado para alertar a los contactos del mandatario sonorense a no contestar ningún mensaje que le llegara a su nombre.

Sobre esto, José Manuel Acosta, de Sonora Cibersegura, explicó que esto significa que los mandatarios de primer nivel no cuentan con las medidas de seguridad básicas necesarias para proteger sus comunicaciones en los espacios digitales.

“Si este ciberataque fue igual a los anteriores reportados en las últimas semanas que van de personajes como el Gobernador del Estado de Durango, Morelos o incluso de Tamaulipas, en todos los casos fueron realizados a través de ingeniería social, es decir, a través de engaños”, precisó.

Modus operandi
El modus operandi es tratar de configurar la cuenta de WhatsApp de la víctima en otro dispositivo electrónico y para hacerlo se requiere un código de activación, que llega vía SMS y mediante los engaños lo consiguen.

“Una vez hecho esto, habilitan el factor de doble autenticación para evitar que la víctima pueda recuperar su cuenta, entonces es muy importante mencionar que, en la mayoría de los casos de estos mandatarios, se ha llevado a cabo con esta ingeniería social o engaños”, especificó.

Para evitar este tipo de afectaciones, recomendó no proporcionar códigos de reactivación de WhatsApp por ningún motivo, activar el factor de doble autenticación para agregar un nivel más de seguridad a las aplicaciones y tener cuidado con los enlaces o archivos que son enviados a través de ellas.

Además de esto, existen otros mecanismos para evitar el hackeo de los dispositivos digitales o para retrasar el trabajo de los hackers que se dedican a estas prácticas.

Recomendaciones
Aarón Lozano, analista en tecnología, dio a conocer que lo primero que debemos hacer, es revisar y verificar aquellos enlaces sospechosos o que son de dudosa procedencia, ya que podríamos compartir datos personales a una página no oficial, corriendo el riesgo de que roben nuestra información.

“La segunda, es la verificación de dos pasos, es decir, tener un segundo dispositivo como contraseña, en el caso específico de WhatsApp en el 2018 se implementó, además de tener tu contraseña, también tu teléfono, laptop o computadora funcionen como una segunda contraseña”, mencionó.

A decir del especialista, la persona que pretenda ingresar, además de hackear tu cuenta de WhatsApp, primero deberá hackear tu celular, lo cual dificultará en gran medida que terceros ingresen a sus dispositivos para este tipo de situaciones.

Cabe señalar que en el aspecto de la seguridad, sobre todo, en época de pandemia donde estamos orillados a utilizar la tecnología, debemos tomar en cuenta diversos riesgos al momento de conectarse a la red.

“Otro tema muy importante es la vinculación, WhatsApp se vincula a muchas otras aplicaciones, algunas parecen ser inofensivas y honestas, sin embargo, no hacen lo que decían que hacían y es cuando se presenta el robo de información”, alertó.

Ante esto, es recomendable verificar en dónde vinculamos nuestra cuenta y a qué ligas estamos entrando, por lo que es importante seguir con los mecanismos anteriores, sobre todo, la verificación de dos pasos.

 

FUENTE: EL SOL DE HERMOSILLO.

COMPARTE