El gobernador de Sonora informó que el funcionamiento del acueducto costará 15 millones de pesos mensuales, por lo que indicó que se requiere crear un modelo de financiamiento

Guaymas, Sonora.- Alfonso Durazo, gobernador de Sonora, propuso este domingo la creación de una zona especial económica en territorio yaqui que permita la instalación de plantas maquiladoras para financiar la operación de un acueducto y ofrecer fuentes de trabajo a los integrantes de este pueblo indígena.

Sin embargo, reconoció que la toma de carreteras que han hecho integrantes de este pueblo «terminan por afectar su imagen» y con esto, la preocupación de instalar esta zona económica especial.

Al participar en la reunión con autoridades tradicionales yaquis en la Guardia Tradicional del pueblo Tórim que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador informó que el funcionamiento del acueducto generará un costo de 15 millones de pesos mensuales, por lo que indicó que se requiere crear un modelo de financiamiento.

«¿Por qué no definir una zona económica especial que permita el establecimiento de algunas de estas mismas empresas aquí en la etnia? De tal manera que la gente no tenga que trasladarse 40, 50 minutos, una hora diariamente de ida y vuelta a atender sus empleos, cuando pudiéramos establecerlos aquí».

No sé si rompa el protocolo, pero ya lo he dicho en otras reuniones aquí, creo que hay un tema que tenemos que abordar con un sentido integral y que son las tomas en la carretera, que generan, la verdad que dan motivo a cuestionamientos muy importantes a la etnia y creo que terminan por afectar su imagen», dijo.
Durazo Montaño reconoció que cuando se habla de establecer esta zona económica especial «invariablemente sacan el tema de las reservas que genera precisamente la toma de la carretera ante la eventualidad de que eso se pudiera replicar en una empresa establecida en esa eventual zona económica especial, por eso yo invito a las autoridades pues a que reflexionemos sobre estos temas».

El mandatario estatal también propuso crear un área de descanso para transportes pesados o parador carretero para cubrir el pago de la energía eléctrica en el acueducto.

«Hemos explorado algunas opciones con algunos de los gobernadores de los ocho pueblos (…) un parador carretero podría instalarse en algún lugar donde la distancia, haya más espacio, entre la vía del ferrocarril y la carretera, esto es precisamente en Loma de Guamúchil.»

Aquí en este parador carretero están estaciones de servicio en ambos lados de la carretera, área de restaurantes y tiendas de conveniencia, una área de exposición para la venta exhibición y venta de toda la producción artesana del aquí de la comunidad, es una de las ideas, como vía de financiamiento futuro. Obviamente esas instalaciones estarían administradas por la propia comunidad», indicó.

Fuente: El Universal

COMPARTE