El presidente López Obrador lamentó la masacre ocurrida en primaria de Uvalde, Texas, de la cual apuntó que “duele mucho” lo ocurrido

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó y envió sus condolencias tras la masacre ocurrida en una escuela en la localidad de Uvalde, en Texas, ocurrida el martes.

En la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador apuntó que este tipo de desgracias “duelen mucho”, y manifestó su solidaridad con el Gobierno de los Estados Unidos.

Quiero aprovechar para enviar mi condolencia, mi dolor, transmitir mi solidaridad con los familiares de los jóvenes que perdieron la vida ayer, mandarles un abrazo fuerte como lo hacemos con todos los que pierden la vida en nuestro país, que lamentablemente sucede”, lamentó.
“Nos duele mucho que haya estas desgracias y andarles un abrazo a los familiares de los jóvenes, de las víctimas, y también nuestra solidaridad con el Gobierno de EE.UU., porque son momentos muy tristes muy difíciles, y nosotros lo mismo, lo padecemos aquí”, agregó.

El mandatario mexicano apuntó que este miércoles de que “no hay duda” que mayoría de víctimas son de origen mexicano.

De manera directa, nacidos acá, no se sabe, pero de que son de origen mexicano no hay duda. Es que toda esa región de Texas pertenecía a México, baste ver los apellidos, son hijos o nietos de mexicanos y nos duele mucho, lo manejamos. Son desgracias que se lamentan mucho”, refirió.
Al menos, 19 niños y un profesor murieron este martes por disparos de un joven de 18 años que irrumpió en el centro Robb Elementary School de Uvalde, y posteriormente el atacante fue abatido más tarde por la Policía.

Según los datos ofrecidos por las autoridades, el agresor era Salvador Ramos, que irrumpió con un arma de mano, y posiblemente con un rifle, sobre las 11:37 h local en el colegio a unas 83 millas de San Antonio.

Autoridades precisaron que en Robb Elementary School de Texas estudian menores de entre siete y 10 años. El diario The New York Times, que ha consultado los registros del centro educativo, señaló que el 90 por ciento del alumnado es latino.

Se trata del tiroteo más letal en EE.UU. en lo que va de 2022 y ocurrió diez días después de que diez personas fallecieran por disparos en un supermercado en Búfalo (Nueva York) en un ataque con motivaciones racistas.

Además, el de este martes es el segundo tiroteo en un centro escolar más mortífero de la última década, después del ocurrido en 2012 en la escuela de Sandy Hook en Newton (Connecticut), donde 26 personas murieron.

Fuente: López Dóriga Digital.

 

COMPARTE