López Obrador busca que dichas piezas históricas puedan ser apreciadas por el pueblo, y pidió que puedan ser apreciadas por los ciudadanos de donde son originarias

 

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, plantea presentar una iniciativa ante Naciones Unidas (ONU) para que piezas históricas de México que se encuentren en otros países logren regresar.

López Obrador busca que dichas piezas históricas puedan ser apreciadas por el pueblo, y pidió que puedan ser apreciadas por los ciudadanos de donde son originarias.

“Lo estoy planteando por la actitud de algunos países, vamos a esperar, pero consideramos que la exhibición de las piezas en los lugares de origen debe de garantizarse como algo mínimo. Son piezas originarias de los pueblos, y si están en museos del extranjero pueden ser visitadas, si acaso, por las élites de los países de donde son originarias de esas piezas, pero no por el pueblo”, señaló.

El próximo año se cumplirán 500 años de la conquista española y 200 de la independencia mexicana, por lo que el país planea numerosos actos y exposiciones culturales y “en el extranjero hay muchos testimonios, piezas, códices, que demuestran la fortaleza, la grandeza cultural de México” agregó el mandatario.

Además, el propio López Obrador conversó por teléfono con el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, para pedirle el Códice Maya de Dresde, un documento maya que data del siglo XI o XII y que ayudó a expertos a poder descifrar la escritura maya.

“Se avanzó en esta misión de ir a conseguir, buscar, a que nos presten, si no es que nos devuelven, lo que es de México, que nos presten esas piezas arqueológicas, históricas, para que se expongan el año próximo, que se van a cumplir 500 años de la invasión a la actual Ciudad de México, antes Tenochtitltán, y 200 años de la Independencia, dando a conocer la grandeza de México”, subrayó.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

COMPARTE