Amnistía Internacional pidió al Gobierno de Yucatán justicia para el joven maya que fue golpeado y torturado por policías

 

Amnistía Internacional (AI) pidió este jueves al Gobierno de Yucatán justicia y reparación del daño para un joven detenido en 2016 de manera arbitraria y golpeado violentamente por policías de dicha entidad.

En un comunicado, AI refirió que entregó más de 160 mil firmas recabadas por sus activistas en más de 40 países para reclamar justicia por los hechos ocurridos hace justamente 5 años.

De acuerdo con la organización, el 25 de febrero de 2016, el joven de nombre José Adrián y quien entonces tenía 14 años de edad, fue detenido de manera arbitraria por policías, quienes lo golpearon violentamente cuando regresaba de la escuela.

Los policías le infligieron tortura y otros malos tratos, crueles e inhumanos, reportó.

Según el informe policial, el joven fue detenido por vandalismo y daños a un vehículo policial, por lo que fue trasladado a los calabozos, sin embargo, no fue evaluado por personal médico.

Además, José Adrián permaneció esposado y atado a un objeto que colgaba del techo y fue presionado para que se autoinculpara de los daños causados al coche de la Policía.

Su familia tuvo que pagar una multa para que lo dejaran ir y fue obligada a costear los daños de la patrulla dañada.

AI reportó que a la fecha el Gobierno de Yucatán ha avanzado en el cumplimiento del acuerdo reparatorio aprobado por la Junta de Gobierno de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEAVE) en septiembre de 2020.

Este acuerdo incluye una indemnización, así como una beca y atención psicológica y médica para José Adrián y capacitación laboral para su mamá.

Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, señaló que la falta de sanción a los policías responsables “es un tema muy delicado” y señaló que es importante saber qué hará Yucatán para que las detenciones arbitrarias, los tratos crueles e inhumanos “no vuelvan a suceder en el estado”.

 

Con información de EFE

COMPARTE