Entre las victimas hay cuatro niños y adolescentes, según las autoridades cubanas, que también reportaron 45 heridos aún hospitalizados, de los cuales nueve están en estado crítico y seis graves.

Los socorristas intentaban encontrar este sábado sobrevivientes entre los escombros de los pisos subterráneos del Hotel Saratoga, emblemático edificio de La Habana golpeado la víspera por una explosión que mató al menos a 26 personas, según el último balance oficial.

Mi hija trabaja ahí en el Saratoga. Está ahí (debajo de los escombros) desde ayer (viernes) a las ocho de la mañana y estas son las horas que no sé nada de ella», lamentó, desconsolada, Yaumara Cobas.
La mujer dijo que su hija no está en la morgue ni en el hospital.

En el rastreo de los pisos superiores del hotel no se encontraron cuerpos ni sobrevivientes, según un bombero en el lugar.

La búsqueda se centraba ahora en la planta baja, el sótano y el subsótano de la instalación, cuyo acceso es complicado por la gran cantidad de escombros, explicó el bombero.

Brigadas caninas y equipos de socorristas que portaban herramientas para detectar posibles supervivientes intentaban acceder al sótano, desde donde una mujer había pedido ayuda el viernes por la tarde.

Hay que adelantar, no vaya a ser que haya, no cadáveres, sino todavía compañeros que estén abajo que tengan vida», declaró en el lugar Ramiro Valdés, viceprimer ministro y comandaante de la revolución de 1959.

Durante una visita al lugar, el funcionario pidió agilizar los trabajos de búsqueda de sobrevivientes.

Mientras más nos demoremos, menos vida les va a alcanzar», advirtió.
Según el nuevo balance oficial, 26 personas, entre ellos cuatro niños y adolescentes, murieron en la potente explosión, que destruyó parcialmente al hotel de lujo, el cual estaba siendo refaccionado y que debía reabrir el 10 de mayo.

De los 45 heridos aún hospitalizados, nueve están en estado crítico y seis graves.

Fuente: Excelsior.

COMPARTE