Las sanciones para los conductores de Uber que prestan el servicio sin los permisos de la Dirección General de Transporte se endurecieron, pues el monto de las multas aumentaron 750% en comparación con 2018, señaló Luis Arturo Castro Jaime.

“A finales del año pasado se estaba cobrando 8 mil pesos, pero este año las multas equivalen a 60 mil pesos”, enfatizó el delegado de Transporte en Navojoa.

“Detectamos las unidades y no presentan ningún documento que ampare la legalidad para prestar el servicio y procedimos a hacer la detención precautoria, posteriormente se le otorga al propietario de la unidad su multa, que es de 60 mil pesos”, agregó.

A finales de 2018 se detuvieron doce unidades Uber, recordó, las cuales fueron detectadas mediante la aplicación.

“La plataforma Uber no está autorizada ante la Dirección General de Transporte del Estado”, mencionó.

El funcionario advirtió que seguirán con los operativos para detectar los Uber que estén trabajando sin la reglamentación requerida.

 

 

 

 

Fuente: elimparcial.

COMPARTE