Trabajarán en conjunto autoridades del Sistema DIF y de Seguridad Pública Municipal en las calles de Navojoa.

NAVOJOA.- Con el programa “Restituyamos sus derechos”, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF), en coordinación con la Comisaría de Seguridad Pública, va contra los padres que pongan a sus hijos a pedir dinero en la vía pública o los que trabajen como limpia parabrisas, informaron en rueda de prensa autoridades municipales.

Guadalupe Narváez Álvarez, subprocurador de la Defensa del Menor, indicó que tienen detectados a ocho niños pidiendo dinero afuera de comercios, sin contar a los limpia parabrisas, situación que los pone en riesgo.

Atendiendo el artículo 129 de la Ley General de Protección de Niños y Adolescentes buscamos la manera de concientizar a toda la ciudadanía acerca de los derechos de los niños y cuáles están siendo vulnerados”, mencionó.
Aunque reconoció que no tienen un censo de los menores de edad que se dedican a limpiar parabrisas en la vía pública, dijo que es un problema que tienen que atender, por lo que invitó a la ciudadanía a denunciar en caso de detectar a niños realizando esa actividad.

Además, apuntó, hay personas migrantes con niños que se ponen a pedir dinero y traen expuestos a los menores de edad a las altas temperaturas.

Hemos visto que hay muchos migrantes en situación de calle que llevan a sus hijos y piden dinero”, señaló, “los retiramos y dicen que van de paso, pero nada más se cambian de crucero”.
El programa, explicó, consiste en invitar a la ciudadanía a denunciar la presenciade niños trabajando en la calle y personal de Seguridad Pública acudirá, mientras que DIF tomará cartas en el asunto y de ser necesario y previo a un estudio podrían llevarlos al albergue.

Ya los tenemos detectados, los invitamos a retirarse pero aparentemente yaregresaron; detectamos ungrupo de ocho niños que piden dinero con un couch,maestro de deporte”, señaló, “y tenemos identificado a otro grupo de cuatro niños, los trae un muchacho joven para pedir dinero”

Fuente: El Imparcial.

COMPARTE