Hasta un 50% ha aumentado el trabajo de los mecánicos en el Municipio de Cajeme debido a los baches, expresó Eduardo Soto López.

El mecánico especialista en suspensiones manifestó que las principales reparaciones que realizan son por daños causados por los hoyos, lo cual deteriora rines, llantas, rótulas, direcciones hidráulicas y amortiguadores.

Las principales reparaciones que realizan son de los amortiguadores y suspensiones, añadió, por lo general la vida media de una pieza nueva es de un año, pero con la condición de las calles actualmente se reduce de cinco a siete meses.

“Tanto bache es derrama económica para los mecánicos en los talleres se incrementa la chamba muchísimo, más del 50% fácil”, estimó.

El precio por arreglar la suspensión de un automóvil oscila entre 3 a 5 mil pesos, dijo, dependiendo el modelo y tipo de vehículo.

Durante la temporada de lluvias se eleva todavía más el trabajo, ya que por las inundaciones no se perciben los baches en las calles y los automovilistas son más propensos a caer en los hoyos.

 

 

 

Fuente: elimparcial.

COMPARTE