El gobernador externó sus condolencias a la familia de la joven, hallada muerta en Amozoc, tras estar un mes desaparecida.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, reveló que las autoridades capturaron a otro presunto responsable por la muerte y desaparición de Sandra Elizabeth Pérez Portillo, quien fue ‘levantada’ el 27 de abril y un mes después su cuerpo apareció al interior de una cisterna en un predio abandonado en San Mateo Mendizábal, en el municipio de Amozoc.

Aunque no abundó en detalles, el mandatario resaltó en su conferencia matutina que esta es la octava detención que la Fiscalía General del Estado (FGE) ejerce en contra de los supuestos responsables de la privación de la libertad y posterior deceso de Sandra Elizabeth.

Tras externar sus condolencias a los deudos de la víctima, el titular del Ejecutivo estatal afirmó que la FGE logrará esclarecer el caso porque tiene argumentos suficientes para ello. «Expreso mis condolencias a los padres, familiares de esta muchachita Sandra Elizabeth fallecida en Amozoc, hay muchas pruebas, muchos indicios, ya hay ocho detenidos y todos responsables de estos hechos».

Barbosa sentenció que Amozoc se ha convertido en un municipio «riesgoso», ya que su ubicación geográfica y el paso de ductos de hidrocarburo sobre su territorio lo han hecho atractivo para el asentamiento de grupos criminales. «Su colindancia con Tepeaca, la llegada ahí de los ductos de gas es el asiento de muchos delincuentes y los hemos combatido, estamos preocupados por lo que ocurre ahí y sin duda tiene que haber mejores condiciones de seguridad pública porque sí están ocurriendo muchas cosas en Amozoc». Advirtió que su gestión reforzará la seguridad pública para impedir que se vuelvan a repetir una historia similar a la de Sandra Elizabeth, quien deja en orfandad a un menor de ocho años.

El cuerpo de Sandra Elizabeth fue encontrado la noche del 27 de mayo, tras un reporte vecinal que alertaba sobre un aroma fétido en la zona. Tras la intervención de los peritos, éstos hallaron el cadáver envuelto en sábanas adentro de una cisterna con agua.

Fuente: Milenio.

COMPARTE