Aarón Montaño Duarte, subdirector de Fomento Ambiental y Cambio Climático del Ayuntamiento explicó sobre los daños al ambiente y a las personas

Los dispositivos eléctricos contienen diferentes elementos altamente contaminantes y perjudiciales, tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas, de manera que es de suma importancia deshacerse de la basura electrónica de forma apropiada.

Aarón Montaño Duarte, subdirector de Fomento Ambiental y Cambio Climático del Ayuntamiento de Hermosillo, manifestó que uno de los principales problemas sobre el reciclaje de aparatos eléctricos es la poca conciencia que existe sobre el tema.

“Tienen diferentes metales, pero sobre todo hay aparatos que tienen mercurio y hay que disponer de ellos en acopios especiales que se hacen para materiales electrónicos porque se llevan a una recicladora y se encargan de separar los materiales que son reciclables y aprovecharlos”, señaló.

Asimismo, muchos dispositivos, como celulares y baterías de diferentes aparatos, contienen litio, el cual es altamente contaminante para el medio ambiente, lo que tarde o temprano se verá reflejado en lo que volvemos a consumir.

En ese sentido, señaló que la recomendación general para deshacerse de cualquier dispositivo eléctrico que ya no funcionen, como televisores, celulares, microondas, entre otros, es importante llevarlos a una recicladora especializada.

Dentro de estos centros de reciclaje, agregó, existe la posibilidad de que sean remunerados por los materiales que llevan, ya que muchos conservan cierto valor, además de que se ayuda a preservar el medio ambiente.

Asimismo, a nivel estatal se han llevado a cabo diferentes campañas de acopio para este tipo de materiales por parte de instituciones públicas.

Héctor Perez Montesinos, coordinador del Programa Institucional de Sustentabilidad, adscrita a la Dirección de Apoyo de Programas Institucionales de la Universidad de Sonora, mencionó que durante el 24 y 26 de febrero se llevaron a cabo campañas de este tipo.

Un total de 3 mil 873 kilogramos fueron recolectados durante la Jornada de Reciclaje de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos en los campus Hermosillo, Navojoa y Nogales de la Universidad de Sonora, donde los principales residuos recibidos fueron celulares, CPU, laptops, impresoras, reproductores de DVD, cables, cargadores, teclados y fuentes de poder.

“La cuestión de la contaminación es por los componentes que tienen este tipo de aparatos, la mayoría de ellos son catalogados como residuos de manejo especial y en algunos casos como peligrosos, entonces, al final del día como consumidores no sabemos que necesitan un tratamiento especial y los tiramos directamente a la basura”, mencionó.

De tal manera, agregó que el propósito es el de concientizar a la sociedad en general sobre el manejo de este tipo de residuos, pues tan sólo una pila de reloj puede llegar a contaminar hasta 10 mil litros de agua, por lo que el daño ambiental se transfiere al suelo y si se riega con agua contaminada la planta absorbe esos metales que al final del día consumimos.

Mientras tanto, Perez Montesinos puntualizó que prevé llevar a cabo otra jornada de acopio para el 17 de mayo, Día Mundial del Reciclaje, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía a estar pendientes y aprovechar para deshacerse adecuadamente de sus dispositivos eléctricos y electrónicos.

Fuente: El Sol de Hermosillo.

COMPARTE