Las palabras del mandatario se suman a la crítica de la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, quien cuestionó el borrador publicado por medios locales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó hoy a los estadunidenses a votar en las elecciones legislativas de noviembre para defender el derecho «fundamental» al aborto, si la Corte Suprema anula las garantías constitucionales que permiten el procedimiento, en un hecho que ha causado revuelo en el país.

El mandatario alertó que aún no se había verificado la filtración al sitio Politico de un borrador de la opinión mayoritaria del alto tribunal para sepultar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo a nivel nacional.

Pero si el máximo tribunal efectivamente anula la jurisprudencia que ha fundado el derecho al aborto en Estados Unidos desde la década de 1970, «corresponderá a los funcionarios electos de nuestra nación en todos los niveles de gobierno proteger el derecho de la mujer a elegir. Y recaerá en los votantes elegir a los funcionarios a favor del derecho a decidir este noviembre», dijo Biden en un comunicado. En ese caso, el mandatario dijo que «trabajará para aprobar y convertir en ley» una legislación semejante, pero reconoció la realidad de que las condiciones no son las adecuadas con un Senado dividido por igual entre demócratas y republicanos.

«A nivel federal, necesitaremos más senadores a favor del derecho a decidir y una mayoría a favor del derecho a decidir en la Cámara para adoptar una ley» que garantice el derecho al aborto en caso de que Corte Suprema lo anule.

En momentos en que muchos estados de la Unión ya promulgaron o preparan leyes altamente restrictivas para el aborto, Biden dijo que había ordenado a sus asesores que estudiaran «una variedad de posibles resultados en los casos pendientes ante la Corte Suprema. Estaremos listos cuando se emita cualquier fallo».

«Creo que el derecho de una mujer a elegir es fundamental», dijo Biden, aludiendo al histórico caso Roe vs. Wade de 1973, en el que la Corte Suprema declaró al aborto como un derecho protegido constitucionalmente, y que ahora aparentemente está a punto de ser anulado.

Hochul afirma que está «horrorizada» por borrador

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, se mostró hoy «horrorizada» después de que ayer el portal noticioso Político filtrara un borrador del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el que se plantea ilegalizar el derecho al aborto, en vigor en el país desde 1973.

El portal Político citó un borrador con el dictamen mayoritario del Supremo, firmado por el magistrado Samuel Alito. Junto a Alito acordaron, según ese borrador, revocar el derecho al aborto en el país los magistrados Clarence Thomas y los tres propuestos para el máximo tribunal por el Gobierno de Donald Trump (2017-2021): Neil M. Gorsuch, Brett M. Kavanaugh y Amy Coney Barrett. La máxima instancia judicial del país cuenta con seis jueces conservadores y tres liberales. Al tratarse de un borrador, sin embargo, la decisión aún podría cambiar y no se espera un veredicto oficial hasta junio.

«Estoy horrorizada por el supuesto borrador con la opinión del Tribunal Supremo que se filtró y que anularía el derecho al aborto, garantizado por (el fallo judicial del caso) «Roe contra Wade». Por el bien de las mujeres de todo el país, esta no debería ser la opinión final del Tribunal Supremo sobre el derecho al aborto», escribió la gobernadora en un comunicado. Hochul declaró que la ilegalización del aborto supondría un paso atrás, del cual «me niego a retroceder.

Me niego a permitir que mi nueva nieta tenga que luchar por los derechos por los que generaciones han luchado y ganado, derechos que se le deben garantizar», agregó. En la última década, numerosos estados liderados por conservadores han aprobado normas que limitan drásticamente esos parámetros, con el objetivo declarado de conseguir que el Supremo revisara y anulara el precedente de hace casi medio siglo.

En su nota, Hochul insistió en que Nueva York recibirá con los brazos abiertos a cualquier mujer del país que necesite ser atendida. «Nueva York siempre será un lugar donde el derecho al aborto esté protegido y donde el aborto sea seguro y accesible», zanjó.

Fuente: Milenio.

COMPARTE