Zeus y People son dos ejemplares de la raza Pastor Belga Malinois y ambos tienen 4 años de edad. Ellos están especializados en detectar narcóticos en lugares ocultos durante operativos especiales.

HERMOSILLO, Sonora.-Unos policías bien “perros” son People y Zeus, dos ejemplares de la raza Pastor Belga Malinois que usan su sentido del olfato para encontrar narcóticos y con la guía de personas especializadas en la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP).

Juan Carlos Torres Durazo, encargado de la división canina de PESP, explicó que el ejemplar canino es un medio para dar seguridad a la población.

“Nosotros trabajamos en equipo, ya que el binomio está conformado por ejemplares caninos y policías y somos dos especies trabajando por un mismo fin y hay que adaptarnos y tener consideraciones, ya que ellos trabajan por recompensas”, explicó.

En qué se especializan Zeus y People
Zeus y People son dos ejemplares de la raza Pastor Belga Malinois y ambos tienen 4 años de edad. Ellos están especializados en detectar narcóticos en lugares ocultos durante operativos especiales.

Las sustancias narcóticas que detectan son mariguana, metanfetamina, cocaína y heroína, esas cuatro sustancias son las especialidades de estos ejemplares caninos”, expresó.
En equipo

Para que los perros tengan éxito en la detección de los enervantes depende de la astucia del policía que los maneje y se compartan las habilidades.

“La capacidad olfativa, de adaptarse no la tenemos nosotros como seres humanos y ellos no tienen la capacidad de ser autónomos, realmente dependen también de la capacidad de una persona que vaya leyendo su comportamiento e las alertas”, dijo.

Te puede interesar: Aseguran Policía Estatal y SAT 10 mil cartuchos para arma de fuego en Nogales

Este 6 de enero se conmemora el Día del Policía y estos ejemplares han ayudado en la detección de enervantes, por lo que se les reconoce su trayectoria.

Cuando sus capacidades disminuyen son jubilados y casi siempre terminan en la casa del policía con quien trabajan toda su vida.

Fuente: El Imparcial.

COMPARTE