El acuerdo pretende vacunar a 40% de la población mundial en 2021.

Líderes del G20 se comprometieron este sábado en Roma a vacunar a al menos el 70 por ciento de la población mundial en 2022, mediante el reparto del antídoto contra el coronavirus a países pobres.

Los ministros de Salud y de Economía de países que participaron en el foro de las veinte potencias del planeta adelantaron ayer la intención de alcanzar este objetivo, propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El acuerdo al que llegaron pretende aplicar la vacuna contra la COVID-19 a 40 por ciento de la población mundial antes de que termine el 2021, y el 70 por ciento para el 2022, tal y como ilustró en la apertura de la cumbre el primer ministro anfitrión, el italiano Mario Draghi.

Dicha estrategia tiene el fin de lograr “plenamente el objetivo de una verdadera y equitativa recuperación” y fue aceptada por todos los líderes reunidos en la cumbre, entre los que se encuentra el canciller mexicano Marcelo Ebrard, quien acudió en representación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Durante la primera jornada de debates, el G20 celebró un panel titulado “Economía y salud global” para afrontar soluciones a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus en el último año y medio, cuestión mencionada por todos los líderes en sus discursos.

Además “muchos” de ellos defendieron la necesidad de mantener una política “multilateral” en busca de dichas soluciones.

Para alcanzar el objetivo, además de donar dosis a países en vías de desarrollo, también se habló de la necesidad de aumentar la capacidad de producción del antídoto y transferir tecnologías en zonas como África, para prevenir también crisis sanitarias futuras.

Italia, con la presidencia de turno del G20 este año, propuso reforzar los organismos mundiales sobre Sanidad para “suplir la coordinación insuficiente entre las autoridades sanitarias y financieras evidenciado durante la pandemia”.

Fuente: EFE.

COMPARTE