El Instituto Sonorense de la Mujer (ISM) continúa convenciendo a los empresarios para que en su marco normativo se incluya un protocolo de actuación en casos de violencia, hostigamiento y acoso sexual contra las empleadas en el ámbito laboral, dijo Blanca Saldaña.

La titular de la dependencia estatal, informó que se busca sancionar administrativamente o en lo penal al agresor, según la gravedad del problema.

“Se trabaja la parte normativa para ver la responsabilidad de la empresa ante un acoso o maltrato laboral hacia las mujeres, además se incluyen los derechos de las trabajadoras”, resaltó.

La propuesta de incluir un protocolo de este tipo en las empresas, destacó, es impulsada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) desde el 14 de diciembre de 2017.
En Sonora, agregó, todavía no hay empresas que en su marco normativo contemplen este protocolo.

 

 

 

Fuente: uniradionoticias.

COMPARTE