Cuando la humanidad necesitó ayuda en momentos en que los grandes poderes se ocultaban, los médicos de Cuba se atrevieron a llegar a las zonas de riesgo para ofrecer ayuda sin solicitar nada a cambio, aseguró el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, en reconocimiento a las brigadas médicas cubanas operativas en distintos países del mundo.

La Brigada Médica Internacional Henry Reeve actúa en 22 países para contribuir a la lucha internacional contra el COVID-19, destacó este mayo la organización feminista estadounidense Codepink, que solicitó apoyo para nominarla ante la Academia Sueca y que pueda recibir el Nobel de la Paz de este año.

Codepink advirtió que la fecha límite para nominaciones al Nobel de la Paz ya venció, pero de todos modos insistió en trabajar para convencer al comité a cargo del premio de incluir la iniciativa cubana en la lista de nominados.

“Si unimos suficiente respaldo alrededor del mundo creemos que podemos lograr esto”, señaló la organización.

Codepink añadió que la nominación demostraría al pueblo cubano cuánta admiración despiertan alrededor del planeta.

COMPARTE