Acceso a la justicia, alcoholímetro y sanciones al transporte público son los tres ejes que contempla modificar la CDMX del Reglamento de Tránsito

 

El Gobierno de la Ciudad de México anunció el endurecimiento del Reglamento de Tránsito con la finalidad de proteger a peatones, ciclistas y motociclistas con una serie de medidas para fortalecer la seguridad vial y terminar con la impunidad en muertes y lesiones en accidentes de tránsito.

Durante la presentación del “Plan de protección al ciclista”, anunció que prepara dos iniciativas de reformas al Código Penal y a la Ley de Movilidad para enviarlas al Congreso de la Ciudad de México para combatir la impunidad.

Expuso que el plan se divide en tres líneas de acción que implican la cooperación entre Secretaría de Movilidad, la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Detalló que el primer eje definido como “Acceso a la justicia” contempla crear una comisión de seguimiento para brindar atención a los casos derivados de un hecho de tránsito.

«Se están buscando agravantes para conductores que manejen a exceso de velocidad. Aun cuando existen, estamos buscando estas agravantes para no generar impunidad en hechos de tránsito”, abundó.

Indicó que el segundo eje se enfocará en la aplicación del Alcoholímetro, pues se eliminará la posibilidad de que acompañantes retiren el vehículo, pues la unidad irá al corralón y sólo podrá ser entregada tras cumplir horas de arresto o sanciones económicas.

Explicó que el último eje incluye sanciones al transporte público involucrado en hechos de tránsito, como la suspensión del ramal por 30 días, cancelación de licencias y revocación de concesiones.

 

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE