Recientemente, una mujer de 70 años fue mordida por tres perros. Acudió a la Secretaría de Salud de Ciudad Obregón, donde le aplicaron la vacuna antirrábica. Fueron dos dosis. Los perros que la atacaron estuvieron bajo observación durante 10 días para descartar que estuvieran enfermos de rabia.

De acuerdo a reportes del Centro de Control Animal, en abril hubo seis casos de personas agredidas por perros en la calle, informa su titular, Víctor Manuel Acuña, quien además menciona que los canes atacantes son vigilados para corroborar que no estén enfermos.

Afortunadamente, la señora de la tercera edad fue atendida inmediatamente y se le notificó que no había riesgo de un peligro mayor al salir negativos los resultados del análisis de los canes que la atacaron, los cuales ya fueron regresados a sus dueños.

Lourdes Mendoza Bringas, responsable del Departamento de Zoonosis de la Cuarta Jurisdicción Sanitaria, menciona que Sonora, y específicamente Cajeme, es de los pocos lugares del país en contar con la vacuna antirrábica, por lo que, para aplicarla, se verifica bien quién de verdad la necesita, ya que se lleva un estricto control de la misma.

Ya no es como antes, que se suministraba a todo aquel que le mordiera un perro. Eso cambió porque hace muchos años que no tenemos casos de rabia; el último caso de un perro con rabia fue en 2006 y en Hermosillo; y en humanos, en 1999, un caso de Navojoa”, recuerda.
La herida provocada por una mordida de perro se debe lavar muy bien con agua y jabón para evitar infecciones y hacerle una especie de ‘casita’ para que no se infecte ni vendarla muy fuerte para que pueda sanar lo más pronto posible, dice.

Este tipo de heridas no se suturan”, enfatiza.
La también enfermera dice que la vacuna antirrábica sí se aplica, sin pensarlo dos veces, cuando un ser humano es mordido por un animal silvestre, como un zorrillo, mapache, jaguar, debido a que de esa fauna no se tiene un control de vacunación como en los perros y gatos; la precaución es muy necesaria en estos casos.

La vacuna antirrábica no se hace en México, sino que se trae de otros países. Recientemente se acaba de cambiar de proveedor, en esta ocasión las dosis serán traídas de Suiza.

Víctor Manuel Acuña aclara que un perro suele atacar cuando se siente amenazado o es provocado por el ser humano, por lo que recomienda no golpearlos o tirarle piedras, como recientemente ha pasado.

Si este (el perro) se muestra bravo, es importante que las personas no corran, permanezcan tranquilas, sin hacer movimientos bruscos, como levantar los brazos, ni tampoco seguirlos mucho con la mirada, pues ellos son muy perceptivos de las emociones de las personas, y al menor movimiento reaccionan agresivamente”, comenta.

Asimismo, señala que es muy importante reportar cualquier perro bravo al teléfono 4185228.

 

 

Fuente: Tribuna.

 

COMPARTE