GUAYMAS, SON.- Otra vez, el Palacio Municipal de Empalme se encuentra sin servicio de energía eléctrica y sin personal laborando desde ayer martes, porque la Comisión Federal de Electricidad (CFE) descubrió que trabajadores del Ayuntamiento la habían conectado de manera ilegal.

La semana pasada la CFE suspendió el suministro y más tarde la luz comenzó a regresar al edificio, por lo que muchos empleados y ciudadanos supusieron que la comuna había pagado el adeudo de más de 700 mil pesos a la empresa.

Sin embargo, el pago nunca se hizo y la CFE regresó al recinto el martes 24 de agosto a quitarles el cableado para que no se puedan volver a conectar con “diablitos”, y según lo que se ha informado, fue el propio alcalde quien ordenó a trabajadores de Servicios Públicos Municipales ejecutar dicha acción que puede alcanzar una cuantiosa multa.

Según las opiniones ciudadanas, con estos problemas el alcalde pretende que no haya actividad en las oficinas, no tener que presentarse a rendir cuentas y dejar problemas a la próxima administración municipal, a la que no pertenecerá y por ende “quiere hacerles la maldad”.

FUENTE: EXPRESO.

COMPARTE