Los comerciantes ya no pudieron sostener sus negocios debido al desalentador panorama económico a raíz de la pandemia

El panorama económico durante el tercer trimestre del año sigue desalentador para los comerciantes de Mercajeme, que han cerrado ocho locales desde el inicio de la pandemia y en otros diez casos se hicieron contratos de renta porque los propietarios no pudieron sostener sus negocios.

El administrador de Mercajeme, Luis Soto Carrillo, explicó que además de los locatarios que optaron por cerrar totalmente, hubo diez que consideraron insostenible el negocio por el encarecimiento de insumos y las bajas ventas, por lo que optaron por arrendar sus locales.

“Estamos haciendo cuentas y comparaciones con el 2019, porque el 2020 no tiene comparación y lo que estamos viendo es que seguimos por debajo de ese año, del 2019; mucha gente cree que ya salimos del problema económico, pero no es así”, indicó.

Fuente: Diario del Yaqui.

COMPARTE