Vidrios quebrados, asientos rotos, falta de cajas lectoras de tarjetas y carrocería en mal estado, son algunos de los daños que presentan al menos 90 de los 140 camiones urbanos del municipio, problema que se tiene desde hace muchos años, indicó Luis Acosta Cárdenas.

El secretario general del Sindicato de los Operadores del Transporte en Cajeme manifestó que este es un problema añejo y no hay fecha estimada para darle solución.

Aunque hay alrededor de 60 camiones emergentes, dijo, estos tampoco están en óptimas condiciones y algunos ya son casi obsoletos.

Resaltó que las líneas con más problemas y quejas por parte de los usuarios son: 1, 2, 6, 7 y 11.

“Desde 2017 no llegan nuevas unidades al municipio y actualmente cada empresa hace la lucha por sus propios medios, buscando créditos o apoyos para mejorar esta situación, pero no es suficiente”, enfatizó.

Agregó que desde principios del año pasado se anunció la posible llegada de nuevas unidades, pero hasta el momento no se ha confirmado nada y esperan que pronto se logren las negociaciones necesarias para mejorar el servicio de transporte urbano en el municipio.

COMPARTE