Voceros de la etnia señalan que sus celebraciones religiosas deben ser respetadas por todos

CIUDAD OBREGÓN.- Las celebraciones de cuaresma, y cualquier otra desarrollada a lo largo del año en los 8 Pueblos Yaquis y sus comunidades no puede ser grabada o fotografiada, ni por miembros de la etnia, mucho menos por visitantes, turistas o personas ajenas a esta, manifestaron voceros de la tribu.

Guadalupe Flores Maldonado, vocero del pueblo de Loma de Bácum, explicó que como parte de sus usos y costumbres las celebraciones religiosas que realizan deben ser respetadas por todos.

Toda persona que desee conocer su cultura o vivir la experiencia de una cuaresma yaqui es bienvenida, mencionó, siempre y cuando se adecue a sus lineamientos.

Para nosotros es una falta de respeto que se nos intente tomar fotos o grabar video, más si es sin nuestro consentimiento, todas las personas deben respetar a la etnia, muchas veces las personas vienen de fuera y se ofenden por estas decisiones, pero nuestra cultura es así”, resaltó.
Si sorprenden a una persona realizando estas acciones, subrayó, le pueden aplicar un castigo, que va desde pedirle que borre el material hasta el retiro de los artefactos digitales.

Mario Luna Romero, vocero del pueblo de Vícam, manifestó que toda persona, tanto de la etnia como externo debe evitar a toda costa caer en estas prácticas, además tampoco deben introducir o ingerir bebidas alcohólicas durante las ceremonias, porque es una falta de respeto hacia las autoridades y al pueblo.

Si un miembro de la tribu es sorprendido haciendo esto recibe tres azotes con látigo o lo pueden poner a cargar la cruz durante el conti, si es un visitante se le decomisa el celular, y si bien le va sólo le van a borrar las fotos y videos, pero lo normal es que lo quiten y lo quemen junto con las máscaras en el sábado de Gloria”, indicó.
Con los visitantes, algunas veces, las autoridades tienen cierto criterio, mencionó, tomando en cuenta que quizá desconocen las tradiciones, pero que si el externo no colabora, también puede ser azotado o amarrado.

Fuente: El Imparcial.

COMPARTE