El señor Bravo Ponce, lleva 6 meses desempleado y al buscar desesperadamente un ingreso económico, observó que el pésimo estado de las calles de Ciudad Obregón.

Partiendo de esa idea el ciudadano pasó a tapar los baches de diferentes vialidades, tal es el caso de la calle 200 y Quintana Roo, donde pide una pequeña cooperación por su ardua labor.

Un 40 por ciento de la población si apoya, también paso a quitar tornillos y clavos que afectan a los neumáticos de los carros, la ciudadanía siempre me comenta que esto le toca al municipio pero que no mas no”.

COMPARTE