Esto, debido a que desde el 21 de diciembre la Casa del Migrante en Saltillo cerró sus puertas durante un lapso de 28 días para evitar riesgos de contagios de Covid-19

 

Cerca de 100 migrantes estuvieron expuestos a temperaturas cercanas a los 0 grados, en un campamento que improvisaron afuera de la Casa del Migrante en Saltillo.

Esto, debido a que en la asociación no se pueden recibir migrantes, porque desde el 21 de diciembre cerraron sus puertas durante un lapso de 28 días para evitar riesgos de contagios de Covid-19.

Otro de los motivos es que los protocolos de prevención de coronavirus, es que en los albergues de Saltillo no se reciban a más de dos personas extranjeras, sin documentos que acrediten su estancia en el País, para evitar riesgo a los albergados.

Según una publicación de Vanguardia, con cobijas como casas de campaña, los migrantes que duermen hacinados se protegen de las inclemencias mientras la situación cambia.

“Pedimos un techo, no más, no somos indigentes, somos migrantes, podemos trabajar pero ni hay forma, no hay quien nos dé oportunidad”, señaló Elías Hernández, un hondureño de 26 años de edad.

A pesar de las bajas temperaturas, los migrantes afirmaron, según el texto de Vanguardia, que no quisieran ir a un albergue temporal, por temor a ser devueltos a sus países de origen.

“Mil veces aquí que en otro lado, a las orillas del tren te asaltan los malos, de las calles te corren los policías y aquí, de perdida, estamos juntos, vigilados de algún modo o cerca de quienes podrían defendernos”, señalaron.

El director de la Casa del Migrante de Saltillo, Alberto Xicoténcatl, hizo un llamado al Gobierno de Coahuila para solucionar la situación, ya que podría convertirse en un problema de salud, debido a la pandemia de Covid-19.

Mientras los migrantes permanecen afuera de esta institución, algunos habitantes de Saltillo han colaborado con la causa, para lo cual han donado cobijas, alimentos y otros productos.

 

Fuente: elimparcial

 

COMPARTE