Leticia Burgos manifestó que la alerta de Agravio Comparado busca proteger los derechos humanos de las mujeres

La declaratoria de Alerta por Violencia de Género en Sonora fue un paso para la protección de mujeres, sin embargo las mujeres consideran que aún falta mucho por trabajar, pues la desigualdad para la población femenina en la entidad se sigue registrando de diversas maneras.

En este sentido, los colectivos feministas en la entidad han resaltado la necesidad de la consolidación de una Alerta de Violencia de Género por Agravio Comparado, con la intención de que se elimine la disparidad producida en el ámbito jurídico, así como las políticas públicas que impiden el reconocimiento o el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres.

Leticia Burgos, integrante de la Red Feminista Sonorense, manifestó que la alerta de Agravio Comparado es una norma que busca proteger los derechos humanos de las mujeres.

“El derecho convencional significa que, todas las normas que son vinculantes para nuestro país en materia de eliminar, erradicar la violencia contra las mujeres; en el caso específico de Sonora estamos hablando del derecho a decidir de las mujeres”, puntualizó.

La especialista en el tema de género mencionó que se busca la eliminación del artículo primero constitucional del Estado de Sonora, el cual, destacó, agravia a las mujeres porque se restringe el derecho a decidir sobre sus cuerpos, el número de hijos que podrían tener o no tener.

“Esto es lo que significa el agravio comparado, que la Constitución de Sonora, después incluso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictara una sentencia para todo el país, no solamente en abstracto, en concreto en todos los congresos tendrán que ser homologados”, manifestó.

Leticia Burgos sostuvo que desde el 14 de noviembre del 2019 se solicitó la Alerta por Agravio Comparado para el Estado de Sonora, sin embargo a casi tres años, no ha habido respuesta por parte de las autoridades sobre cuál es el estado que guarda la solicitud.

“No contamos con el informe del grupo de trabajo de la Conavim, tiene responsabilidad y proceso del mecanismo por esa vía, así que estamos, en ascuas esperando que el grupo de trabajo lo presente, tenemos conocimiento de que después de dos años y cuatro meses ya debió haber resuelto”, sentenció.

Karina, integrante de Marea Verde Nogales, externó que desde la sociedad civil se está accionando para proteger el derecho de las mujeres, más allá de las que deberían hacer las autoridades de las diversas dependencias.

De esta manera, destacó que se han hecho peticiones de amparos por parte de colectivos para que las mujeres puedan decidir libremente sobre sus cuerpos, al igual que Marea Verde Nogales lo hará el próximo mes.

“Nosotros estamos trabajando en entregar un amparo colectivo, que pues, también habla de que desde la sociedad civil estamos como rebasando el trabajo que se tiene que hacer desde la institucionalidad y el Estado, porque la declaratoria de Alerta por Agravio Comparado también es necesaria”, finalizó.

Fuente: El Sol de Hermosillo.

COMPARTE