El Comedor de la Misericordia, ubicado en el Centro de la ciudad, pasa por una situación difícil por la suspensión del apoyo del Gobierno federal, expresó Iliana Chavira Campa.

La encargada del lugar expresó que desde finales de noviembre del año pasado han dejado de recibir la ayuda económica de la Federación, lo cual ha complicado la permanencia del comedor por la falta de recursos.

Aunque han logrado mantenerse a través de donativos de la comunidad, particulares y empresas, expuso que el comedor vive al día, ya que no pueden contar con una gran reserva de despensa como en meses anteriores cuando recibían el apoyo económico del Gobierno federal.

El Comedor de la Misericordia brinda atención a grupos vulnerables en situación de calle, de bajos recursos o migrantes. A diario da comida a 150 personas.

“Sabemos que por lo pronto está suspendido y en revisión el tema de apoyos por parte del Gobierno, no tenemos conocimiento cuánto durará este tema o si será de forma permanente”, dijo, “pero de ser así peligra la existencia de este lugar y muchos otros comedores de la ciudad que dependemos en mayor parte de esa ayuda”.

 

 

 

 

Fuente: elimparcial.

COMPARTE