El Gobierno de México recriminó que casas de subastas no apliquen normas y prácticas para verificar el origen y autenticidad de las piezas

 

El Gobierno de México condenó la venta en el extranjero de objetos culturales prehispánicos del país por ser propiedad de la Nación, inalienables e imprescriptibles bajo la legislación vigente.

Tras enterarse de dos pujas en Francia, el Gobierno Federal inició gestiones ante las casas de subasta involucradas y el órgano que las regula para solicitar que se verifique la legalidad de las piezas.

Esto porque especialistas mexicanos consideran que algunas piezas que figuran en los catálogos de subasta no son originales sino de reciente manufactura.

“Resulta preocupante que, como en ocasiones anteriores, las casas de subastas no apliquen normas y prácticas mínimas internacionalmente aceptadas para verificar el origen y la autenticidad de las piezas que ponen en venta”, indicó el Gobierno Federal en un comunicado emitido a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

A través de la Embajada de México en Francia advirtió que la comercialización de bienes arqueológicos constituye un delito conforme a la legislación mexicana.

Por su parte, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) presentó denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR).

El próximo 9 de febrero la casa de subastas Christie’s efectuará la venta de piezas prehispánicas de diferentes culturas a través del evento denominado “Quetzalcoatl: serpent à plumes”.

Del total de piezas, 33 de ellas pertenecen a culturas que habitaron territorio mesoamericano como los aztecas, los mayas, toltecas y mixtecas.

El INAH expuso que a su juicio “la subasta hace presumir, al menos, dos delitos sancionados por la legislación mexicana: el transporte ilegal de bienes históricos y su comercialización”.

 

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE