Mario Escobar, padre de Debanhi, confirmó que el cuerpo de su hija estaba en la cisterna en las instalaciones de un Motel que ya había sido cateado.

Mario Escobar confirmó que el cuerpo localizado sin vida en el interior de una cisterna de agua en un motel es de su hija Debanhi Escobar, quien desapareció el 9 de abril después de salir de una quinta y fue vista con vida por última vez en la Carretera a Laredo.

“Mi hija está muerta y no se qué hacer. Me equivoqué por creer en la Fiscalía”, declaró el padre de la joven de 18 años, desaparecida en Nuevo León, quien confirmó que es la vestimenta de su hija en el cuerpo hallado en el motel.

Por la madrugada del viernes el padre de la joven salió ante los medios de comunicación para confirmar la identidad de su hija Debanhi en el cuerpo hallado la cisterna del Motel Nueva Castilla, tras identificar la ropa que tenía puesta el día que desapareció.

“Me equivoqué, me equivoqué por creer en la Fiscalía. Pido perdón a mi familia, pido perdón a mucha gente que creyó en mi, que creyó en mi esposa, fueron muchos días y la fiscalía no hizo su trabajo correctamente, me equivoqué porque confié en la fiscalía. Vinieron aquí 4 o 5, 6 veces, no se cuántas, ustedes lo deben de saber y no hicieron su trabajo”, abundó el hombre.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense para seguir con las indagatorias sobre qué pasó con ella durante sus últimos momentos de vida, mientras que el motel está resguardado por elementos de la policía para continuar con las investigaciones sobre el caso.

Mario Escobar, padre de Debanhi agradeció el apoyo que todas las personas le han ofrecido desde que comenzó la búsqueda de su hija el pasado 9 de abril.

Fuente: TVAzteca.

COMPARTE