El estado fronterizo se suma a la Ciudad de México, Veracruz, Hidalgo y Oaxaca en aprobar una iniciativa similar

El estado de Baja California se convirtió este viernes en la quinta entidad en el país en despenalizar el aborto. Y es que el Congreso local aprobó por unanimidad la interrupción del embarazo hasta la semana 12 de gestación.

Con 15 votos a favor, siete en contra y una abstención, el Legislativo de Baja California resolvió en una segunda votación una reforma al Código Penal para eliminar la pena de cárcel a las mujeres que tomen de manera voluntaria dicha decisión.

“El aborto no se perseguirá por libre decisión de la mujer o persona gestante dentro de las primeras 12 semanas del embarazo”
Cabe mencionar que n el estado fronterizo, el aborto únicamente estaba permitido en caso de violación, accidente, peligro de muerte de la madre y la inseminación artificial no consentida. De acuerdo con la legislación, una mujer o persona gestante que se practicara un aborto, de manera personal o asistida, tendría una pena de entre uno y cinco años de prisión.

Colectivas nacionales y locales a favor del aborto celebraron en redes sociales la decisión de los y las legisladoras con mensajes de apoyo y alegría en redes sociales.

“Felicidades a todas las colectivas feministas por su incansable trabajo a favor del derecho a decidir de las mujeres y personas con capacidad de gestar”, indicó la organización Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

Mientras que Nadine Gasman, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) reconoció a las y los diputados que votaron a favor de esta propuesta y a los activistas que lucharon por la causa.

“¡Es ley! En Baja California se aprueba la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación. Ahora es el quinto estado del país en ampliar los derechos de las mujeres y personas con capacidad de gestar. Qué suba la marea”, publicó en redes el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, especializado en perspectiva de género y derechos humanos.

De igual forma fue aplaudida por altos funcionarios, entre ellos el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar.

“Todos los derechos para todas las personas. Hasta que la dignidad y la igualdad se vuelvan costumbre”En julio pasado el Congreso del estado suroriental de Veracruz aprobó una iniciativa similar al igual que en la Ciudad de México y los estados de Hidalgo y Oaxaca.
La Suprema Corte de México sentenció en septiembre que era inconstitucional la penalización del aborto y estableció que los estados no tienen competencia para definir el origen de la vida, decisiones que fueron rechazadas por la cúpula de la Iglesia Católica y organizaciones que defienden el embarazo.

Cada año en el mundo se producen alrededor de 25 millones de abortos inseguros, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al inicio de la sesión, la diputada Montserrat Rodríguez Lorenzo del Partido Encuentro Solidario (PES), reprochó que se hubiera citado a una sesión extraordinaria para tratar el tema, pues no se trataba de “una verdadera urgencia para analizar y tratar un tema en específico”.

“No existe dicha urgencia pues lo que se pretende aprobar son políticas abortivas bajo pretexto de garantizar derechos a la mujer”
La diputada Daylin García señaló que las mujeres más afectadas con la prohibición de interrumpir su embarazo son las más vulnerables, quienes no tienen educación y son de bajos recursos.

Aseguró que quienes cuentan con dinero viajan a la Ciudad de México o a San Diego a interrumpir su embarazo.

El diputado Juan Manuel Molina García, presidente de la Comisión de Gobernación Legislación y Puntos Constitucionales argumentó a favor de la iniciativa que muchas mujeres, por desesperación, solo tienen la opción de usar un gancho de ropa para tratar de interrumpir su embarazo.

“Si no muere desangrada quedará infértil”
La diputada del PAN, Amintha Guadalupe Briceño Cinco, aseguró que está a favor de las dos vidas, mientras mostraba un feto de plástico blanco.

Fuente: Infobae.

COMPARTE