Acompañado por autoridades militares, Alfonso Durazo colocó una ofrenda floral y montó guardia de honor en el monumento a los cadetes caídos.

Hermosillo, Sonora; 13 de septiembre de 2022.- El honor de las fuerzas armadas de México es una muestra innegable del alma de su pueblo, trasciende el tiempo y, hasta nuestros días, es un aliciente en la búsqueda de la seguridad y la justicia, afirmó el gobernador Alfonso Durazo al conmemorar los 175 años de la gesta heroica de los cadetes del Castillo de Chapultepec.

El Ejecutivo sonorense, acompañado por autoridades militares y parte de su gabinete, reconoció el trabajo que las fuerzas castrenses hacen cada día en la entidad, así como su sacrificio en aras del cumplimiento del deber, siendo este el mantener la paz en el territorio y devolver la seguridad a sus habitantes.

«Ese es un compromiso supremo de nuestras fuerzas armadas. Lo han hecho en Sonora. Ya han entregado su vida, lamentablemente, para garantizar la recuperación de la seguridad que es una de las demandas ciudadanas fundamentales. Por ello, nuestro reconocimiento permanente a las fuerzas armadas», aseveró.

Por su parte, el general de brigada, Héctor Francisco Morán González, comandante de la Cuarta Zona Militar, realizó el pase de lista a los Niños Héroes de Chapultepec en memoria de Juan de la Barrera, Juan Escutia, Agustín Melgar, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca y Francisco Márquez, quienes, pese a su corta edad, enfrentaron con valor al enemigo y entregaron su vida por los valores y la identidad de su patria.

En este sentido, el general aseguró que estos actos heroicos deben, en la actualidad, desembocar en un ejercicio de reflexión en torno a la identidad nacional, pues, al día de hoy, México vive una etapa de transformación profunda que invita a cada una, cada uno de los mexicanos, a problematizar sus valores, su naturaleza y sus ideales, de cara al progreso y al bienestar de las próximas generaciones.

Tras esto, el mandatario y las autoridades castrenses colocaron una ofrenda floral en el monumento a los héroes caídos, para posteriormente montar una guardia de honor, honrando su memoria, su valor y su sacrificio.

Presentes: Álvaro Bracamonte Sierra, secretario de Gobierno; Rafael Acuña Griego, presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado; María Dolores del Río Sánchez, secretaria de Seguridad Pública; Claudia Indira Contreras Córdova, fiscal general de Justicia del Estado; Francisco Sergio Méndez, delegado de la Fiscalía General de la República en Sonora, Gustavo Salas Chávez, secretario técnico de la Mesa Estatal de Seguridad; Almirante Raúl Pérez Vázquez, comandante de la Cuarta Región Naval; general brigadier Alfredo Montiel Godínez, coordinador estatal de la Guardia Nacional; entre otros.

COMPARTE