Con buena expectativa de un invierno seco y crudo, favorecedor al acumulamiento de horas frío suficientes para mayor rendimiento de producción, los agricultores continúan con las siembras del trigo las más de las 168 mil hectáreas autorizadas por parte de las autoridades.

Hasta el momento se sabe que habría un clima apropiado para el desarrollo de las siembras. Así mismo señalan que estarán en constante comunicación con las autoridades de la Sader y otros organismos hídricos.

Cabe señalar que el año pasado, se acumularon alrededor de 800 horas frío, lo que provocó que la cosecha de trigo tuviera grandes rendimientos, por arriba de las 7 toneladas.

Fuente: Medios Obson «El Tiempo».

COMPARTE