Los astronautas llegaron a la Estación Espacial Internacional con trajes amarillos y detalles en azul, sin embargo, no especificaron la intención de su ropa.

Tres cosmonautas de Rusia llegaron a la Estación Espacial Internacional vestidos con los colores de la bandera de Ucrania.

Sus trajes de vuelo eran amarillos y tenían detalles en azul. Así, los astronautas se convirtieron en las primeras personas que llegaron a la estación espacial desde que comenzó la invasión de Rusia en Ucrania, que inició el 24 de febrero.

Oleg Artemyev, Denis Matveyev y Sergey Korsakov, de la corporación espacial Roscosmos, despegaron ayer en un cohete Soyuz rumbo a la Estación Espacial Internacional.

La tripulación despegó a las 20:55 horas, tiempo local, de una base en Kazajistán y voló durante tres horas hasta la estación espacial. Fue recibida por un equipo de dos rusos, cuatro estadounidenses y un alemán.

Artemyev fue captado en video cuando la nave espacial se preparaba para llegar a la estación y se observó que estaba vestido de azul. Después, los astronautas cambiaron de traje a uno color amarillo, de acuerdo con The Guardian.

Cuando los cosmonautas hablaron con su familia en la Tierra, se le preguntó a Artemyev sobre los trajes y él contestó que cada tripulación eligió su vestimenta. Relató que tuvieron que escoger un color para su traje y habían «acumulado mucho material amarillo, así que necesitábamos usarlo. Por eso tuvimos que vestir de amarillo», de manera que la intención no quedó del todo clara, según The Guardian. Sanciones de EU podrían «destruir» cooperación en la ISS, advierte Rusia Hasta hace poco, la cooperación espacial entre Rusia y los países occidentales era una de las pocas áreas que no había sufrido demasiado las sanciones decretadas contra Moscú, tras la anexión en 2014 de la península ucraniana de Crimea.

Sin embargo, habían empezado a surgir tensiones, especialmente después de que el presidente Vladimir Putin nombrara al nacionalista Dmitry Rogozin como jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos en 2018. Este último muestra regularmente su apoyo a lo que Rusia llama «una operación militar especial» en Ucrania. «¡Los nuestros! Por primera vez desde hace muchos años, es una tripulación completamente rusa», se congratulaba en Twitter horas antes del lanzamiento.

Recientemente, aseguró que las sanciones occidentales introducidas contra Moscú por Ucrania podrían provocar la caída de la ISS. Según él, el funcionamiento de las naves rusas que abastecen a la ISS se verá afectado por las sanciones, lo que afectará al segmento ruso de la estación. En consecuencia, esto podría provocar «‘el amerizaje’ o el ‘aterrizaje’ de la ISS con un peso de 500 toneladas», advirtió el 12 de marzo.

Fuente: Milenio.

COMPARTE