La Cruz Roja exhorta a la ciudadanía a donar medicamento que ya no utilicen y pueda ser aprovechado por otras personas que tengan la necesidad de este

Ciudad Obregón, Sonora.- Ante la falta de medicamento en las diferentes farmacias de las instituciones de gobierno, la Cruz Roja en el municipio de Cajeme, a través de la recepción de medicamento donado, apoya a gente que por falta de recursos o la urgencia de un medicamento, acude a la farmacia comunitaria de la institución, informó José Luis Osegueda, administrador de dicha institución de primeros auxilios.

Hay gente que no tiene recursos para surtir algún medicamento de manera externa a su servicio de salud, y si lo tenemos se lo regalamos, por eso esta farmacia es un apoyo muy grande para la comunidad; incluso casi todos los días nos llega gente con recetas del seguro social, del Issste o Isssteson, y generalmente traen su receta porque estas instituciones están escasas del mismo, y aunque no siempre tenemos para surtir, siempre la gente apoya con sus donaciones», declaró.

Apoyo ciudadano
Osegueda detalló que, al no ser una farmacia comercial, no se cuenta con todo el medicamento solicitado por los ciudadanos que acuden, aclarando que se tiene una división de medicamentos entre los propios de Cruz Roja, los cuales son adquiridos por la institución y los que se reciben mediante las donaciones.

Somos la única delegación a nivel estado que cuenta con este tipo de servicio, y esto es gracias a la propia comunidad que nos apoya de manera constante con la donación de medicinas, la cual también se utiliza en las campañas que realizamos en zonas de la sierra, a donde acudimos con jornadas médicas», puntualizó el coordinador.

Del mismo modo dio a conocer, que aun cuando solo se cuenta con lo que se recibe por donación, regularmente se apoya a instituciones de gobierno que carecen de recursos. «Por ejemplo, apoyamos al DIF de Bácum, al de Tesopaco, hace poco vino un médico de la colonia Rosales, que trabaja para la Secretaría de Salud, y en su consultorio tiene básicamente la pura mesa, por lo cual en estos casos se le da lo que pueda servirle para su labor».

Finalmente, Osegueda explicó que, con este proceso de apoyos, se beneficia no solo a quienes piden la ayuda, sino al buen funcionamiento de la farmacia comunitaria, ya que así se puede dar salida a la medicina que está por caducar, y liberar espacio para la que va llegando a través de los voluntarios.

Por lo anterior exhortó a la ciudadanía a donar medicamento que ya no utilicen y pueda ser aprovechado por otras personas que tengan la necesidad de este, recordando que el medicamento debe estar debidamente identificado y sin caducar, ya que esto facilita la labor de los voluntarios que acomodan y revisan cada donación recibida.

Fuente: Tribuna

COMPARTE