De acuerdo con la Profepa los hechos podrían ser constitutivos de delito contra la diversidad, y los responsables podrán ser acreedores a una pena en prisión y una multa económica

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) alista una denuncia penal en contra de quien o quienes resulten responsables de maltratar y matar a un pequeño oso negro de aproximadamente cuatro meses de nacido en el municipio de Castaños, Coahuila.

A través de su cuenta de Twitter, la dependencia señaló que los hechos podrían ser constitutivos de delito contra la diversidad, y los responsables podrían ser acreedores a una pena en prisión y una multa económica.

Por lo anterior, mencionó que continuará trabajando en el ámbito de sus atribuciones con el objetivo de aportar los elementos necesarios para que la autoridad competente determine las conductas que pueden ser constitutivas de delito.

“La procuración del bienestar y la preservación de la vida silvestre son prioridad para la Procuraduría, por lo que agotará todos los medios posibles para garantizar un trato digno y respetuoso a todos los ejemplares de vida silvestre”, concluyó.

¿Cuántos años de cárcel pueden dar a quienes mataron a oso negro en Coahuila?
De acuerdo con la fracción III del artículo 420 del Código Penal Federal, se impondrá una multa de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de 300 a 3 mil días de multa a quien ilícitamente realice actividades de caza, pesca o captura con un medio no permitido de algún ejemplar de una especie de fauna silvestre, o ponga en riesgo la viabilidad biológica de una población o especie silvestres.

Por otro lado, el Código Penal del Estado de Coahuila establece una pena de dos a seis años de prisión y de 300 a mil días multa a quien cometa actos de maltrato o crueldad injustificada en contra de cualquier especie animal provocándole la muerte.

Además menciona que en caso de hacer uso de métodos que provoquen un grave sufrimiento al animal previo a su muerte, las penas se aumentarán en un 50%.

En días recientes se logró la condena de un hombre por maltrato animal. Se trató de Benjamín “N” quien tendrá que pasar 10.5 años en prisión por haber ocasionado la muerte de los perros rescatistas Athos y Tango, ambos envenenados con salchichas en Querétaro.

El hombre también tendrá que pagar 2.3 millones de pesos en reparación del daño, de acuerdo con la sentencia dictada el pasado martes.

Fuente: El Universal.

COMPARTE