Seis platillos a base de aguamala “bola de cañón” elaboraron estudiantes de la Universidad Vizcaya de las Américas para fomentar su consumo en el Estado, el cual es un mercado virgen en este rubro.

Los alumnos de la licenciatura en Gastronomía presentaron los platillos de medusa, entre ellos cuatro regionales como ceviche, sushi y tostadas, además de dos Gourmet, los cuales fueron un éxito entre los comensales.

El coordinador de la carrera de Gastronomía, Jesús Eduardo Castillo Esquer, explicó a los presentes los procesos que llevaron a cabo para lograr que se sintiera la consistencia del producto a la hora de comerla.

El investigador Miguel Ángel Cisneros Mata informó que la pesquería de medusa es la segunda más importante en Sonora, por el volumen, los empleos y la derrama económica que genera cada temporada.

Subrayó que desde el 2001 empezó a capturarse esta especie marina, pero de 2011 a 2018, han tenido un repunte importante, de tal manera que la producción promedio es de poco más de 20 mil toneladas, sin embargo el 2018 fue récord, al concluir con 80 mil.

“En Guaymas tenemos tres años que no tenemos producciones grandes, pero en Bahía de Kino y sobre todo en el Alto Golfo se han capturado grandes producciones, como en el 2018 que reportaron 80 mil toneladas”, apuntó.

Esta pesquería, reveló, el último año de captura derramó más de 320 millones de pesos, entre los 2 mil 500 pescadores, que fueron considerados como empleos directos y los 3 mil 500 indirectos que se crearon en las plantas procesadoras.

“Es una pesquería súper importante y el País no consume aguamala, la totalidad de lo que se pesca, se exporta a Asia, en donde existe una gran demanda de esta especie, no sólo para el consumo humano, sino para uso farmacéutico”, externó.

Cisneros Mata agregó que si el 5% de la población mexicana consume la medusa deshidratada, México tendría 210 mil toneladas disponibles en materia prima y eso bastaría para alimentar a 973 mil personas.

 

 

 

 

Fuente: elimparcial.

COMPARTE