La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, detalló que la demolición del ‘Edificio de Oficinas Periférico 3042’ costará 30 mdp que pagará la desarrolladora

 

El Gobierno de la Ciudad de México demolerá un edificio aún en construcción ubicado en la zona conocida como Presa Anzaldo.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, detalló en conferencia de prensa que el inmueble acumulaba numerosas irregularidades y que su demolición ocurrirá tras el fallo del Tribunal de Justicia Administrativa capitalino.

El ‘Edificio de Oficinas Periférico 3042‘ cuenta con 75 por ciento de avance de construcción, con 11 niveles bajo el nivel de banqueta y 18 más sobre nivel de banqueta.

Su construcción contaba con una inversión de 402 millones 51 mil 855 pesos y su demolición costará alrededor de 30 millones, mismos que pagará la desarrolladora.

De acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de México, el desarrollador nunca demostró tener el permiso de uso de suelo correspondiente, además de que no contaba con Dictamen de Impacto Urbano, Manifestación de Impacto Ambiental y había irregularidades en la Manifestación de Construcción.

El proyecto contaba con negativa en materia ambiental y pese a ello, se construyó sin autorización. También invadió zona federal, en este caso el cuerpo de agua.

La Secretaría del Medio Ambiente capitalina emitió una resolución el 4 de julio de 2019, a través de la cual determinó demoler el inmueble e imponer multas por 61 millones 441 mil 843.33 pesos.

Aunque el representante legal de la desarrolladora promovió un juicio de nulidad contra la determinación del TJA, mismo que se desechó por extemporáneo.

Dado que se cumplió con el tiempo legal establecido en el dictamen de daño ambiental, se acordó que la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA) lleve a cabo la demolición.

Se espera que el desmantelamiento del inmueble se lleve a cabo en 60 días con la participación de 80 personas de Sedema, Sobse, SSC, SGIRPC e Invea.

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE