En el último trimestre de 2018, la población desempleada en México, que agrupa aquellos que no trabajaron ni una hora a la semana, alcanzó 1.8 millones de personas. Lo anterior de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Con datos ajustados a la estacionalidad, el INEGI señaló que la proporción de desempleados respecto a la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 3.3 por ciento, sin cambios respecto al mismo periodo de 2017.

Mientras tanto, la Tasa de Subocupación aquella que agrupa a la población que puede y necesita trabajar más tiempo del que le ocupa su trabajo actual se ubicó en 6.9 por ciento. En cuanto a la informalidad laboral, esta abarcó al 56.5 por ciento de la Población Económicamente Activa.

El INEGI señaló que entre octubre y diciembre de 2018 la población mayor de 15 años disponibles para producir bienes y servicios en México fue de 56 millones de personas, un incremento del 1.3 por ciento respecto al año pasado.

Mientras tanto, en cuanto a los estados con mayor número de desocupados, los primeros lugares los ocuparon Tabasco con 7.9 por ciento, Ciudad de México con 5.1 por ciento, Durango con 4.1 y Tlaxcala con 4 por ciento.

Las tasas más bajas, por otro lado, se encontraron en Guerrero con 1.2 por ciento, Yucatán con 1.5, Oaxaca con 2 por ciento, Hidalgo y San Luis Potosí, ambas con 2.1 por ciento.

El INEGI destacó que la encuesta no muestra la gravedad en que se encuentre el mercado de trabajo, sino la presión que la población local ejerce sobre el mismo, sus expectativas y la posibilidad de ocuparse.

 

 

 

 

 

Con información de INEGI

COMPARTE