Luego de que en medios de comunicación y en redes sociales, se informó que la Guardia Nacional tomaría las riendas del municipio por el desarme de los policías el pasado jueves, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal desmintió los hechos y agregó que se mantienen trabajando de manera coordinara con las demás corporaciones.

La dependencia municipal expuso que con el arribo de la Guardia Nacional se incrementan las acciones de proximidad social, recorridos de vigilancia y atención de reportes realizados al 9-1-1 y 118.

Si bien, esta semana tres policías fueron golpeados y desarmados, no representa que se bajará la guardia en la estrategia frente al crimen, apuntaron autoridades municipales.

Actualmente, se trabaja para que se dé la acreditación de todo el personal operativo, a través del examen del C3, con el fin de que puedan regularizarse y de esta manera les brinden un mejor servicio a los ciudadanos.

COMPARTE