Ante la escasez de empleo y situaciones difíciles por la que atraviesan cientos de familias durante la pandemia, Alfonso Lara decidió donar a quien lo necesite la cosecha de nopal de su cultivo.

El productor de esta planta señaló que son tres hectáreas las que se encuentran sembradas, mismas que están abiertas para que aquella persona que lo requiera acuda a cortar las pencas.

Cerca de 80 camionetas se han cargado desde 600 kilos hasta una tonelada de nopales para llevar a comunidades vulnerables, dijo, las cuales se han entregado en los municipios de Bácum, Cajeme, Guaymas y Tesopaco.

“Es tiempo de que todos estemos unidos y en mi caso yo decidí donar tres hectáreas de mi cultivo, el llamado es a todos los agricultores para que se sumen a este proyecto, porque ahorita es cuando la gente más lo necesita, es momento de que apoyemos a quien menos tiene”. Este vegetal además de tener un alto valor nutrimental, proviene de una planta muy noble, la variedad del sembradío ha seguido creciendo muy bien, mencionó.

Expreso que la situación por la que se encuentran cientos de familias durante la contingencia es difícil, ya que hay quienes comen de lo que ganan al día, sin embargo, por las condiciones que existen no pueden salir a trabajar.

“Es momento de hacer una revolución de amor, siento que esta pandemia va a traer algo maravilloso, es el que podamos ser más humildes, menos egoístas”, agregó.

COMPARTE