La empresa de muebles sueca informó que que abrirá tres sucursales en tres estados del centro, norte y poniente del país.

La empresa de muebles Ikea continúa su crecimiento en México, como parte de sus planes de expansión por Latinoamérica, por lo que busca abrir nuevos establecimientos físicos en Puebla, Guadalajara y Monterrey, así como expandir sus tiendas digitales, informó Ricardo Pinheiro, director de Ventas de Ikea en México.

La empresa sueca abrió su primera sucursal en la Ciudad de México, en abril de 2021, y ahora la compañía se prepara para aterrizar en Puebla, capital del central estado del mismo nombre.

«Si todo va bien (será) durante el verano, no más tarde que eso, y a partir de ahí seguiremos con nuestros planes para poder abrir una tienda física también en (las ciudades de) Guadalajara y Monterrey», dijo el directivo. La tienda en la Ciudad de México tuvo una inversión de alrededor de 1.500 millones de pesos (unos 74 millones de dólares) y está ubicada en la zona de Oceanía, al oriente de la capital.

Para Pinheiro, la llegada de Ikea a México reporta un «balance muy positivo» en su primer año de operaciones, que se cumplió el pasado 8 de abril. «Hemos tenido en la tienda más de dos millones de visitantes el primer año y es aún más positivo si tomamos en consideración que hemos abierto la primera tienda en México en plena pandemia», señaló.

Estas buenas cifras, continuó, se dan con el reto añadido de construir la tienda en ese período, montarla, traer los productos a México y formar los equipos. «Por eso siempre digo que ha sido un milagro abrir esta tienda en estas circunstancias. (…) En un año de cierre por confinamiento eso nos da la idea clara que los mexicanos esperaban a la marca y están contentos con nuestra llegada», afirmó.

Pinheiro consideró que a pesar de que cada vez hay más mexicanos que conocen Ikea, también se  debe pensar que «dos millones de visitantes en una ciudad (y zona metropolitana) que tiene 24 millones nos hace ver que nuestra cuota de mercado es todavía bastante baja». Dijo que uno de los factores es que en México «hay competidores en el mercado» interno que llevan «muchos años».

«Pero pese a ello Ikea ha marcado una gran diferencia en este mercado por calidad, diseño, funcionalidad» e incluso precios, remarcó. Destacó que la apertura de la segunda tienda física muestra que la marca «está muy sólida» en el mercado mexicano y que viene con un plan a largo plazo. Para el directivo, el cliente mexicano «abrazó la marca de forma muy natural y muy fuerte», algo que les había sorprendido desde que lanzaron la tienda digital en octubre de 2020.

«La pandemia nos enseñó que el cliente prefiere cada vez más la tienda digital, la cual abrimos en Ciudad de México en octubre de 2020. Después expandimos el negocio a los alrededores de la capital como las ciudades de Puebla, Toluca, Pachuca, Querétaro y Cuernavaca», contó Pinheiro.

Posteriormente, dijo, abrieron la tienda digital en Puerto Vallarta y Guadalajara, ambas ciudades del estado de Jalisco. Mientras que hace un mes abrieron en este mismo formato en Monterrey (Nuevo León) y Saltillo (Coahuila). «Tenemos un plan que en los próximos meses hasta final de este año nos gustaría amplificar muchísimo más la tienda digital a muchas más ciudades como San Miguel de Allende, San Luis Potosí y León, ciudades que son muy potentes y que están en esta zona interior del país», expuso.

Expansión regional 

En Latinoamérica y el Caribe, la firma tiene hoy presencia en México y República Dominicana, aunque en los próximos meses abrirá también en Chile, Perú y Colombia. Ikea es una de las marcas más reconocidas de su rubro debido a la rotación de sus productos y su forma de venta, con itinerarios señalizados, creaciones de espacios, conceptos temáticos y complementos durante la visita como un restaurante.

Sobre si hay planes de expansión en Centroamérica, Pinheiro reconoció que la pandemia frenó el lanzamiento de Ikea en otros países de la zona. «Estamos intentando, en estos tiempos postpandemia volver a asegurar un suministro de productos más estable luego de que la pandemia generó un caos bastante grande en toda la cadena de suministro, sobre todo en el transporte marítimo», explicó. Por ello, dijo, Ikea está muy enfocada en los próximos 12 meses en «estabilizar y recuperar» esa cadena de suministros y evitar retrasos.

«Ahora mismo no estamos pensando en ningún país de Centroamérica. Estamos enfocados en estabilizar y en satisfacer a los clientes que ya tenemos», comentó.

Fuente: Milenio.

COMPARTE