La víctima estaba tan sedada, que jamás se dio cuenta de lo que su marido le hacía; se enteró cuando la Policía la buscó: su mundo se desplomó

Durmió por cinco décadas con el enemigo, y se dio cuenta de la atrocidad que le ocurrió por años, hasta que la Policía se presentó en su casa por un supuesto teléfono extraviado.

Se trata del caso de Marie, una mujer de 60 años, con residencia en la ciudad de Mazan, Francia, y cuyo esposo la drogó por 10 años a fin de explotarla sexualmente a través de internet, por donde contactaba a los hombres a los que les vendía sexo con su esposa, y en algunas ocasiones participó en ello.

De acuerdo con medios franceses, se trata de un terrible caso de violación que quedó al descubierto cuando al esposo de la fémina lo arrestaron en 2020 cuando grababa por debajo de las faldas de mujeres en un súper, lo que levantó sospechas de un posible predador sexual.

A partir de allí la Fiscalía de Avingnon abrió una investigación, dado que el sujeto, de oficio artesano jubilado de 68 años, y que tenía un matrimonio de 50 años con su víctima.

Cuando los oficiales de Policía acudieron a casa del detenido, se toparon con que estaba casado y tenía tres hijos; al revisar la computadora del tipo, quedaron perplejos ante lo que miraban: en las imágenes se veía a la esposa del pervertido profundamente dormida.

Sin embargo, lo que les sorprendió más encontrar que la mujer había sido drogada con benzodiazepina, un fuerte ansiolítico que le administró, se destaca, hasta 225 veces en un año por una década.

El nombre del depravado se reservó para efectos de la indagatoria, pero a raíz de ello ya hay 44 detenidos, solteros y casados, cuyas edades oscilan entre los 24 y 71 años, de ocupaciones diversas, entre los que estaban un bombero, un custodio, un enfermero, un periodista, entre otros.

El hombre grababa los «encuentros» que los «clientes» tenían con su mujer, y hasta llegó a participar en ellos

Cuando la fémina se dio cuenta de todo por la Policía, su mundo se desmoronó, pues jamás pensó que el hombre con el que compartió años de vida la traicionara de modo tan despreciable.

El individuo fue imputado por violación en primer grado, agresiones sexuales y suministrar sustancias perjudiciales.

De acuerdo con la autoridad, la fémina jamás estuvo consciente de lo que le ocurría, pues era tanta la droga, que no recuerda nada.

No obstante, de acuerdo con la abogada de la víctima, este tipo de agresiones sexuales es algo común, pues tanto fuera, como dentro del hogar las víctimas son drogadas para ser violadas, lo que se conoce como sumisión química, que ha ido en aumento pues en 2020 se presentaron 574 casos.

Fuente: Diario del Yaqui.

COMPARTE