La mayoría fueron accidentales y se produjeron vía oral. Solo en un 2 por ciento se debió al contacto con la piel

 

El Servicio de Información Toxicológica del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, dependiente del Ministerio de Justicia, ha detectado un aumento del 900 por ciento de las intoxicaciones accidentales de niños por geles hidroalcohólicos durante la pandemia del COVID-19.

El ministro Juan Carlos Campo lanzó un mensaje a las familias para alertar del incremento de estas intoxicaciones y pedirles precaución con el uso de estos geles cuando hay niños cerca. “Protejámonos, protejámoslos”, afirmó.

El Ministerio señaló que son significativos los datos de niños intoxicados con geles antibacteriales. En concreto, si en 2019 se detectaron 90 consultas por este asunto, en lo que va de 2020 se han registrado 874.

De ellas, 585 fueron intoxicaciones de niños, 368 de ellos menores de 2 años. Estos datos suponen un aumento aproximado de nueve casos de intoxicaciones en lo que va de 2020, respecto a las de 2019, informa Servimedia.

La mayoría de estas intoxicaciones se dieron de manera accidental. Más del 84 por ciento fue por vía oral; un 7 por ciento, a través de la mucosa ocular; casi un 3 por ciento, por inhalación; y más de un 2 por ciento han sido por exposición cutánea.

Los síntomas más habituales han sido irritación del aparato digestivo, vómitos, diarrea, tos, enrojecimiento ocular, lagrimeo o visión borrosa, entre otros.

Con información de ABC

COMPARTE